el bien común

¿Podemos hablar de Bien Común Global?

Para que una sociedad se mantenga cohesionada es necesario que sus miembros compartan una visión sobre una serie de bienes que los unen. Esos bienes “comunes” forman parte del “bien común” de esa sociedad.

El bien común de la sociedad se levanta sobre tres pilares:

EL DERECHO

Que rige las relaciones de justicia y posibilita la paz social.

LA EMPRESA

Que se ocupa de satisfacer las necesidades materiales de los individuos de la sociedad.

LA POLÍTICA

Que se ocupa directamente de crear las condiciones que permiten que los ciudadanos alcancen su propia perfección mediante el desarrollo de las virtudes del ciudadano.

En un mundo tan globalizado como el actual necesitamos que la mayoría de los ciudadanos del mundo, sus estados, las empresas y las demás instituciones alcancen acuerdos sobre cómo identificar los bienes y mantenerlos: un clima adecuado para la vida humana, leyes internacionales justas, instituciones internacionales eficaces; más difícil es llegar a acuerdos sobre su contenido y sobre los procedimientos para alcanzarlos.

Para ello es necesario partir de verdades muy profundas sobre la humanidad, lo que la promueve y lo que la debilita. Ese es uno de los grandes retos del Siglo XXI; construir comunidades humanas cohesionadas por visiones compartidas del bien y lideradas por personas comprometidas por ese bien.

Se reconoce el bien común global, que puede definirse como el conjunto de condiciones que permiten que los miembros de la sociedad global alcancen más fácil y plenamente sus fines y los de todos.

En consecuencia, se puede afirmar que existe el bien común global, que puede definirse como el conjunto de condiciones que permiten que los miembros de la sociedad global alcancen más fácil y plenamente sus fines  y los de todos.